18 Restaurantes que fracasaron por completo en su intento de innovar

La presentación de los platos a la hora de comer sin lugar a dudas hace la diferencia. Por supuesto que el sabor y la calidad de la comida al final es lo más importante, pero no podemos negar que la primera impresión de lo que nos vamos a comer cuenta demasiado.

Y eso es bien sabido en el mundo gastronómico, donde siempre se busca innovar y reinventarse para siempre estar un paso más adelante que la competencia. Además de ir todo el tiempo a la vanguardia con  lo que les gusta a los comensales, quienes son los que dan el veredicto final en todo este asunto, y muchísimo más hoy en día en plena era de las redes sociales.

Sin embargo, a veces muchos de estos lugares relacionados con el mundo culinario no conocen los límites, y pueden caer en lo nefasto, quedando completamente en ridículo en su afán de querer reinventarse y transformarse para llamar la atención de los clientes, y todo se vuelve un completo desastre.

Es por eso que a continuación te vamos a dar 18 ejemplos de restaurantes que simplemente quedaron en vergüenza tratando de innovar y darse a conocer, haciéndolo de la peor manera posible.

No sé si comérmelo o cerrarlo con llave y lanzarlo al fondo del mar.

Para los que no lo sabían, así les sirven la comida a los trabajadores de las construcciones.

No podemos permitir que nuestra hamburguesa se quede parada toda la velada.

Me sirve una copita de ensalada césar, por favor.

Jamás será una buena idea servir la comida sobre una porción de césped del jardín.

Ni siquiera sabemos qué opinar acerca de esto.

A esto es lo que yo llamo saber reciclar hasta los cartones de huevos.

¿Y qué haces cuando se despega un mosaico del baño? Pues lo utilizas como plato para servir comida en tu restaurant.

Este tipo de cosas nos dejan sin palabras…

Una vez más: NO.

Nada como un plato servido como un tendedero de ropa ¿No les parece?

No se trata de la bebida acompañante sino de la crema de maíz, ¿Había necesidad?

Las sombrillas jamás habían tenido un mejor uso.

Cuando te traen un platillo que parece sacado del bote de la basura realmente no nos parece una muy buena idea.

Para los que querían saber qué se sentía vivir en la prehistoria.

Carrito de churros personalizado para cada comensal.

Por lo visto el concepto de este restaurant es darle de comer a los clientes como ardillas  en los troncos.

Para los que les gusta salirse de la dieta: el postre viene con candado y contraseña para abrirlo.

Puro Sarcasmo © 2019 Puro Sarcasmo
Puro Sarcasmo Política de privacidad y Cookies
Puro Sarcasmo Contacto