13 Reglas japonesas que son incomprensibles en otros países, pero allá son completamente normales

La sociedad japonesa tiene un conjunto de reglas que para el mundo occidental son muy extrañas, conócelas a continuación.

Las japonesas no tiñen su cabello

Los estudiantes deben lucir su color natural y si no es negro deben probar que es su tono natural mostrando fotos de la infancia, solo seguidores del anime y cosplayers tiñen su cabello de colores llamativos.

No invitan los amigos a la casa

Esto no es aceptable, pues los japoneses son reservados, los encuentros se realizan en espacios públicos.

Nadie come en movimiento

En Japón la hora de la comida es sagrada, solo se acepta comer en los trenes de larga distancia.

Tocar el claxon se considera grosero

No importa lo complicado del tráfico, esperan pacientemente y no tocan el claxon para no molestar a los demás.

Ser vegetariano es imposible

Todas las preparaciones incluyen ingredientes de origen animal, por ejemplo los fideos son hervidos en caldo de carne.

Limpiar la nariz en público es un insulto

Si se limpia la nariz frente a alguien se le puede dar a entender que no se le considera una persona, si se tiene un resfriado o congestión nasal, se debe utilizar un cubrebocas.

No existe descanso después del trabajo  

Los japoneses suelen trabajar 60 horas a la semana.

No se pueden ayudar en el trabajo

En Japón consideran que cuando cada persona hace su trabajo es como se convierte en miembro de la sociedad, así que si alguien hace las tareas de otro, se considera intenta tomar su lugar.

No existen botes de basura

Ellos amontonan la basura en sus casas y luego servicios especiales la recogen, ya que en el año 2000 los botes fueron utilizados para esconder bombas.

Los japoneses notan hasta el más mínimo detalle

Notan hasta un cambio en el tono de voz, los japoneses suelen percibir los deseos sin la necesidad de palabras.

Las mujeres reciben menos sueldo por su trabajo

El patriarcado es una idea muy fuerte en Japón, se considera los deberes de una mujer están en casa y la familia. Sin embargo, luego del matrimonio la mujer es quien recibe el poder y controla el dinero de su esposo.

Ir al bar con el jefe es tradición

Piensan que fortalece el trabajo en equipo, si no asisten pueden ser rechazados del equipo de trabajo.

No pagan el trabajo extra

Es normal que haya trabajo extra y sin derecho a discusión, el salario aumenta según el tiempo que trabajen y por sus méritos.

¿Serías capaz de vivir con esas reglas?

Puro Sarcasmo © 2019 Puro Sarcasmo
Puro Sarcasmo Política de privacidad y Cookies
Puro Sarcasmo Contacto